Follow by Email

domingo, 15 de septiembre de 2013

Magnifica!!


De todas las obras teatrales que hemos leído hasta este momento del curso, considero que esta a sido la mejor a pesar de las didascalias tan complicadas de representar que tiene a lo largo de sus líneas. Hablo de Tezozomoc, el Usurpador de Luis Mario Moncada; debo destacar sus personajes que están muy bien elaborados, es decir, se muestran seguros de sí mismos y de lo que desean. Hay dos personajes principalmente que se presentan como protagonistas: Tezozomoc, rey de Azcapotzalco y Matlalcihuatzin, madre de Nezahualcoyotl; antes de hablar de ellos debo contarles un poco sobre qué trata la historia: muy simple, Tezozomoc es un rey usurpador, y tiene varios intentos de emprende la guerra contra Tlaxcala, intenta casar a su hija pero no lo logra y lo mejor de toda la obra, planea matar a Nezahualcoyotl, pero de una manera ruin, porque él manda ha alguien más para que perpetre el crimen. Lo interesante aquí es que estos dos personajes tiene un desenlace trágico: el rey muere y deja en manos de su hijo que no fue a combate su reino, mientras que la mamá de Nezahualcoyotl a perdido la razón al suponer que su hijo ha muerto.

     El final es de lo mejor, a pesar de que de cierto modo queda inconcluso, pero con la "seguridad" de que la historia posiblemente continué, puesto que el hijo guerrero del usurpador, Maxtla, deja entre ver que luchará para obtener el trono que le pertenece. Considero que lo que hace grande a una obra son los personajes bien elaborados, y ésta es una de ellas, ya que sus personajes se desarrollan muy bien, aspecto que no todos los autores logran plasmar en sus personajes; hay que recordar que también el actor debe poner algo de sí (lo vimos en la obra Héctor Mendoza), así que puesta en escena esta obra será magnifica.

      Ligándola un poco con la teoría de esta semana que fue la de Bárbara Dancygier, titulada  "The lenguage of stories, a cognitive approach" en  de dicho texto encontramos que la autora habla de los "props", que son objetos que uno al verlos en escena, podemos pensar que son simple utilería, y no es así, por ejemplo el que Tezozomoc pida que le den el cetro, y que obviamente cargara consigo cada vez que esté en escena, hace enfásis que el poder de un pueblo recae en él, no importando si fuese un usurpador o no, se le debe respetar como un rey legítimo.

1 comentario:

  1. Pues sí... también coincido que es la obra que más me ha gustado... aunque lo de Salvador Novo también pide un puesto en mi top 3. Me gustaría leer un poco más sobre el uso de la teoría... algo que vaya más allá de lo que se diga en clase. En esta ocasión el texto estaba in inglés y es más complicado leerlo y, sobre todo, entenderlo. Habrá oportunidad de leer otros dos textos con las mismas características.

    ResponderEliminar